De Lunes a Viernes de 10:00 a 13:30 y de 16:00 a 20:30

Preguntas frecuentes

Cuestionario del Dr. Crescencio Miranda

¿Cómo definiría en pocas palabras la Ortodoncia?

Es una especialidad dentro de la Odontología que se encarga de corregir las malposiciones de los dientes, adecuar el encaje entre las arcadas dentarias, proteger las articulaciones de la mandíbula y mejorar la estética, la función y la salud facial , dental, periodontal y articular.

¿En qué se diferencia el Ortodoncista el Odontólogo?

El ortodoncista es un dentista (odontólogo o estomatólogo) que ha realizado una formación especializada llamada postgrado o máster que dura varios años durante la cual se aprenden fundamentos teóricos profundos sobre la biología del movimiento dentario así como técnicas orientadas a la capacitación en la especialidad ortodóncica.

¿Cuándo debo acudir al ortodoncista?

Salvo casos especiales, hacia los 7 años es buena edad para consultar por primera vez con el ortodoncista. En ese momento, ya es posible valorar visualmente el esquema dental del niño y si además se realiza una radiografía, podemos establecer la indiciación de tratamiento precoz o en otro caso, llevar a cabo una revisión en varios meses, para control de la evolución de la erupción dentaria.

¿Qué problemas pueden encontrarse más frecuentemente en esta primera revisión en el ortodoncista?

Suelen ser 3:

  • Problemas de espacio: ya en el niño de 7 años existen criterios fiables que permiten establecer la futura falta de espacio para todos los dientes.
  • Alteraciones en la forma y posición de los gérmenes dentarios permanentes: podemos ver agenesias (faltas congénitas), transposiciones dentarias, deformidad de piezas dentarias (taurodontismos, fusión, geminación..).
  • Deformidad esqueletal: ciertos tipos de maloclusión dentaria fuerzan a una posición mandibular torcida. Estos problemas pueden ser muy difíciles de corregir en el niño más mayor y sin embargo muy sencillos de manejar con 7-8 años.

¿Qué aporta la ortodoncia al paciente?

La ortodoncia, en mi opinión, es una disciplina que estudia y trata la boca del paciente en sentido muy amplio. Quiero decir, que no se conforma con analizar un problema local en uno o varios dientes.

Toma en consideración varios factores, entre los que puedo citar:

  • Los dientes
  • Las encías
  • Los huesos de soporte de los dientes, el maxilar y la mandíbula.
  • La función masticatoria: el encaje dentario.
  • Las articulaciones de la mandíbula.
  • Los músculos de la mandíbula, cara y cuello.

Por ello, la corrección ortodóncica va a:

  • Evitar la necesidad de extraer dientes permanentes.
  • Lograr un encaje adecuado de los dientes de ambas arcadas.
  • Corregir disfunciones musculares. Es bastante frecuente el caso de niños con dolor de cabeza que han sido adecuadamente revisados por su Pediatra y otros especialistas sin llegar a una conclusión diagnóstica. La corrección funcional e su mandíbula resuelve en estos casos los dolores de cabeza y cuello. Y se acabaron las pastillas. Esto vale igualmente para el paciente adulto.
  • Facilita la higiene y la salud de las encías. Los dientes amontonados se carian más fácilmente y las encías sufren recesiones que descarnan al diente apareciendo este más largo de lo debido, pudiendo llegar a perderse.
  • Mejorar la estética de la sonrisa y la cara.

Las sonrisas mejoran tus relaciones sociales, influyen en tu estado de ánimo y en el de los demás, son contagiosas, y hay hasta quién dice que sonreír alarga la vida. Pero no todo acaba ahí, un estudio reciente ha concluido que una bonita sonrisa tiene una influencia positiva en el mundo profesional.

Tal y cómo declara la directora de este estudio sobre ‘Estética y salud dental en el ámbito laboral’, Conchita Curull, «una sonrisa genera más confianza, seguridad y cercanía en el interlocutor, por lo que a la hora de realizar una entrevista para un puesto de trabajo se deben cuidar tanto los aspectos referidos a la vestimenta como la estética general que incluye la sonrisa».

¿Qué protocolo se sigue para poder estudiar tantos parámetros?

En mi práctica clínica, el análisis de un nuevo paciente envuelve una serie de pasos protocolizados, que en resumen son:

  • Historia clínica inicial: es una recogida de información sobre posibles problemas pasados y presentes del paciente. Hay que conocer si el paciente presenta algún tipo de alergia, ha tenido traumatismos faciales, sufre algún tipo de enfermedad, ha sido intervenido quirúrgicamente etc. Exploración de la articulación de la mandíbula (ATM). No tengo que explicar la importancia que todo esto puede tener en el manejo de un paciente.
  • Registros completos: son una serie de pruebas que se llevan a cabo en nuestra clínica y que incluyen: radiografías de cara, fotografías clínicas, modelos de la boca, montaje en un aparato que imita los movimientos de la boca del paciente, mediciones de diversos parámetros sobre la imagen radiográfica realizada. Pruebas electrofisiológicas que miden la actividad muscular comparando los dos lados de la cara, pruebas computerizadas de distribución de la carga oclusal, estudio inicial de las encías y tejidos blandos de la boca.
  • Confección del Estudio: que se entrega al paciente que incluye entre otros, resumen diagnóstico, plan de tratamiento, presupuesto, diversos consentimientos, información sobre los aparatos que usará, información sobre técnicas de higiene.

¿Hay límite de edad?

La ortodoncia puede hacerse a cualquier edad. No obstante, el tratamiento presenta una serie de peculiaridades que deben incluir en consideración factores como el estado dental, la falta de alguna pieza dentaria, el estado de las encías, las manchas dentarias, la presencia de prótesis etc que le dan al tratamiento ortodóncico del adulto un carácter peculiar.

Me falta una pieza dentaria y quiero colocarme un implante pero tengo los dientes torcidos. ¿Qué debo hacer?

Si Vd desea una boca sin “parches”, lo ideal es la corrección ortodóncica global de su boca y a continuación, planificar la colocación del implante. De este modo, el espacio para el implante se podrá adecuar mejor, las piezas dentarias vecinas se colocarán derechas y el implantes se colocará donde debe ir, no donde puede ir. Este enfoque permite manejar también posibles disfunciones de su mandíbula.

Antes de colocar un implante, en mi opinión, debe realizarse el Estudio de la boca. Tras colocar el implante, no se puede hacer la ortodoncia, o al menos, se limita mucho en sus resultados.

Durante el tiempo que dura la ortodoncia, se coloca una pieza que resuelve el problema estético.

Tengo problemas en la mandíbula y los dientes torcidos. ¿Que debo hacer?.

La ortodoncia es una excelente herramienta terapéutica de cara al manejo de la Disfunción Cráneo-mandibular (DCM). En mi práctica clínica, los problemas de DCM son investigados y tratados siempre ANTES de llevar a cabo la ortodoncia.

¿Es necesario extraer dientes para llevar a caso el tratamiento de Ortodoncia?

Cuando el paciente es manejado desde la edad infantil, la necesidad de hacer espacio para corregir la malposición de los dientes con extracciones de piezas definitivas en muy pequeña (1-2% en mi práctica).

Cuando el paciente adulto se presenta con falta de espacio, puede subir el procentaje al 10%. En nuestra clínica usamos el espacio generado tras la extracción de los molares del juicio para aliviar el apiñamiento dentario en el adulto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR