De Lunes a Viernes de 10:00 a 13:30 y de 16:00 a 20:30

Periodoncia

PERIODONCIA Y ORTODONCIA

La periodoncia es la parte de la odontología que cuida la encía y el hueso que rodea a los dientes.

Mantener las encías sanas es tan importante como mantener sano el diente, ya que, junto con el hueso y el ligamento periodontal, forman el órgano de inserción del diente, es decir, la sujeción le las piezas dentarías en la boca.

Los problemas inflamatorios de encías tienen distinta gravedad, van desde una simple inflamación (gingivitis), hasta una pérdida de hueso importante, que puede hacer que los dientes se muevan, se aflojen y se pierdan (periodontitis severa). Entre estos dos extremos hay un amplio campo, cada paciente presenta sus características individuales y hay que tratar su problema de forma personalizada.

El estudio periodontal es parte de nuestro estudio de ortodoncia cuando el screeenig inical así lo aconseja. En caso necesario, se aplican protocolos diagnósticos y de tratamiento específicos.

El mantenimiento periodontal, nos permite llevar a cabo un tratamiento de ortodoncia en pacientes con enfermedad periodontal avanzada (soporte periodontal reducido) sin poner en riesgo la supervivencia de los dientes en boca.

El primer signo que debe alarmar al paciente es el sangrado, si está experimentando sangrado en las encías es recomendable consultar, ya que cuanto más precoz sea la detección, menos daño quedará en la encía y el hueso.

Otro tipo de problema periodontal que afecta al paciente ortodóncico, es el descubrimiento de parte de las raíces dentarias: recesiones gingivales.

Nuestro manejo en estos casos tiene dos vertientes:

-Evitar a toda costa los movimientos ortodóncicos que empujan al diente fuera del hueso de soporte. Para ello, hemos desarrollado una técnica altamente predecible que permite manejar el apiñamiento mandibular sin llevar a cabo extracciones de dientes premolares, sin limar los dientes (stripping) y sin inclinarlos hacia fuera (flaring). Con esta técnica, observamos como cierto número de recesiones gingivales iniciales, mejoran sin llevar a cabo ningún tratamiento periodontal específico. Sólo por meter el diente dentro del hueso.

No usamos técnicas que resuelven el apiñamiento dentario poniendo un hilo de alambre muy elástico, que aunque ciertamente alinea dientes, también puede sacarlos del hueso de manera irrecuperable.

-Existen defectos de recubriento de encía (recesiones)no resolubles con orrtodoncia a los que tratamos con técnicas microquirúrgicas (microscopio dental) para llevar a cabo injertos de tejido blando  del propio paciente.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR